La simbiosis y las termitas, Algunas curiosidades de estos insectos

La simbiosis y las termitas, Algunas curiosidades de estos insectos

Los seres humanos a lo largo de la historia han descubierto algunas de las mejores maneras de hacer rendir su tiempo, de propender por su propio beneficio, por incrementar los niveles de eficiencia en el cultivo y recolección de alimentos y en general de todos los ámbitos de su vida, no obstante los seres humanos no somos los únicos seres sobre la faz de la tierra capaces de generar fuentes de alimentación más evolucionadas que la caza y la recolección, las termitas también nos enseñan su propio ejemplo de vida. Continue reading “La simbiosis y las termitas, Algunas curiosidades de estos insectos” »

Las termitas y otros insectos, Alternativas alimenticias para nuestro futuro

Las termitas y otros insectos, Alternativas alimenticias para nuestro futuro

Según algunos cálculos realizados, para el año 2050 existirán más de 9000 millones de personas sobre todo el planeta, dado esto surge un fuerte interrogante que debe preocuparnos a todos ¿Cómo haremos para alimentar este gran número de personas? La respuesta puede estar mucho más cerca de lo que pensamos, a nuestros ojos se presentan animales reptando… o volando ¿las termitas y otros insectos?

Las termitas y otros insectos como alternativa a la crisis económica.

La crisis económica en el mundo resulta realmente aterradora, las perspectivas de nuestro futuro resultan realmente escabrosas, se espera que para el año 2050 existan otros 2500 millones de habitantes, es decir, algo como otra China y otra India, que estarán haciendo su vida en este ya complejo y sobrepoblado planeta tierra.

Ante este hecho, la ONU ha pronosticado que se deberá duplicar la producción actual de comida y los gobiernos aseguran que tendremos que adoptar nuevas tecnologías y disminuir cada vez más los residuos; aunque no lo creas, esta labor resulta mucho más compleja de lo que aparenta, ya existen millones de personas que sufren de subalimentación crónica, existe muy poco territorio virgen que pueda ser aprovechado, los fuertes cambios climáticos no nos ayudan a mantener los cultivos, los océanos están siendo exterminados y la escasez de agua que azota una gran parte del mundo.

Por lo tanto es el momento de replantearnos qué estamos haciendo con nuestro planeta y por lo tanto, con los recursos naturales, este es el momento ideal para originar ideas completamente innovadoras que nos ayuden a sobrellevar los problemas actuales y aquellos que son inminentes en el futuro cercano.

Tomando en cuenta esto, una noticia que ha sorprendido a todos los medios de comunicación y a la sociedad en general y que surgió a principios del presente año, radica en que la Unión Europea realizará una inversión de tres millones de Euros para investigar la posibilidad que tienen las termitas y otros insectos, de ser una fuente alternativa de proteínas, a través de proyectos científicos que serán seleccionados y patrocinados durante el presente año.

Los expertos se encuentran de acuerdo en un hecho, tal vez las termitas, las hormigas, etc. Deban ser disfrazados para el consumo masivo, en forma de aditivo utilizado en hamburguesas y otras maneras de la comida chatarra… si, hemos dicho termitas, hormigas y otros insectos.

Termitas, hormigas y otros insectos que caminen.

El hecho de comer insectos se denomina entomofagia, una palabra de origen griego que quiere decir: comer insectos. Si bien la idea de comer insectos no resulta muy llamativa para los seres humanos, al menos para todos los habitantes de occidente, pero tal vez esto represente que la cultura de occidente es realmente minoría en el mundo.

Los insectos han sido utilizados como comida a lo largo de la historia del hombre, esta costumbre tiene antecedente no sólo muy extensos, sino también muy variados; los historiadores aseguran que hace 10000 años los cazadores y los recolectores acudían a los insectos para sobrevivir, probablemente al notar que los animales en general los comían.

Hace algunos siglos, los antiguos romanos pensaban que las larvas de escarabajo eran un appetizer, especialmente fritas con harina y vino, Aristóteles por su parte, describía la ninfa de la cigarra como un manjar e incluso en el Antiguo Testamento de la Biblia se hace referencia al consumo de los grillos y las langostas; ya en el siglo XX, Hirohito, el emperador japonés, solía consumir su plato de arroz acompañado con sus deliciosas avispas enlatadas, entre las cuales se incluían larvas, crisálidas e insectos adultos, con salsa de soja y azúcar.

Un gran número de países que se encuentran en vías de desarrollo en la actualidad, tienen la costumbre de ingerir insectos, por ejemplo en Laos y Tailandia, la crisálida de la hormiga tejedora es una deliciosa prenda altamente valorada y nutritiva, esta es preparada con echalotes, lechuga, pimientos picantes, lima, algunas especias y se acompaña con arroz glutinoso.

En Ghana las termitas aladas suelen freírse, asarse o simplemente incluirse en el pan, en China los criadores de abejas consumen de manera regular las larvas de los panales, razón por la cual han ganado la fama de ser viriles, ya que estas propinan un poco de energía extra, así que la dieta no luce tan mal.

Estudios sobre el comportamiento de las termitas, Un análisis de sus sistemas de defensa

Estudios sobre el comportamiento de las termitas, Un análisis de sus sistemas de defensa

La autothysis o explosión de las termitas.

Una de las funciones más complejas que han sido descubiertas en la naturaleza, es llevada a cabo por una especie de termitas, las Globitermes Suphureus, las cuales al parecer y según muchos de sus más fervientes investigadores, poseen uno de los mecanismo más letales de ataque, ¿Cómo lo llevan a cabo? Veamos.

Una vez entras a un termitero, de manera inesperada, lo más probable es que caigan sobre ti centenares de termitas que se encargarán de aprisionarte con sus fuertes mandíbulas, hasta el momento esto es lo que generalmente sucede: las termitas se defienden gracias a su fuerza bruta y a sus feroces mandíbulas.

Ahora bien, esto no es todo, al menos no lo es en todos los casos, como podrás adivinar, existen diferentes clases de termitas soldado, esto quiere decir, que existen por lo tanto diferentes mecanismos de defensa, es por esta razón que no podía faltar la termita kamikaze o suicida, la cual realiza un fuerte contracción de los músculos de su cuello, luego asoma un asombroso bulto, se hincha de manera sorprendente y continúa hinchándose y continúa hinchándose hasta hacer explosión.

Una vez hace explosión, esta termita libera una sustancia amarillenta, una especie de baba tóxica que suele tener a su vez, las cualidades de un pegamento, evidentemente la termita soldado muere tras esta acción, pero ha logrado su cometido, su adversario también morirá, intoxicado, inmovilizado e ingratamente sorprendido tras este mecanismo de acción, un maravilloso recibimiento para cualquier atacante.

¿Cuándo y como fueron descubiertas las termitas que hacen explosión?

Durante el año de 1974, dos naturalistas llamados Erik Maschwitz y Ulrich Maschwitz propusieron la palabra autothysis para tratar de definir este comportamiento de las termitas, por lo tanto se puede concluir que la autothysis es un proceso en el cual la termita logra destruirse a sí misma de manera tal que logra liberar una secreción tóxica y pegajosa a través de su piel.

Según las propias palabras de los naturalistas Maschwitz, la autothysis es un suicidio altruista, un suicidio que lleva a cabo la termita por el bien de la comunidad a la que ellos mismos pertenecen, el término autothysis se deriva del griego, de las palabras auto que quiere decir a sí mismo, y de la palabra lysis, que quiere decir pérdida.

Los naturalistas Maschwitz eran especialista en el estudio del comportamiento social de las hormigas y estos propusieron el término, debido al comportamiento suicida de la hormiga carpintera u hormiga de Saunders, la camponotus saundersi, la cual cuenta con las mismas características defensivas que la termita que hemos señalado anteriormente.

La autothysis es una técnica que comparten diversas especies de termitas soldado, tales como las Serritermes Serrifer, Dentispicotermes, Genuotermes y Orthognathotermes¸ algunas especies de termitas como las apicotermitinae, las cuales no cuentan con termitas soldado o las termitas de los géneros Grigiotermes y Ruptitermes suelen emplear las termitas obreras para llevar a cabo esta labor, de manera tal que estas deben dar su vida ante el enemigo con el propósito de defender a su propia colonia.

Algunas de estas termitas anteriormente mencionadas, llevan a cabo su labor de la siguiente manera: una vez el invasor se acerca por uno de los túneles del termitero, estas lo bloquean con sus cuerpos de manera tal que forman una barrera, barrera que finalmente explota en conjunto una vez se acerca el enemigo.

Y no es para menos la sorpresa ante semejante sistema de ataque, hace poco se ha descubierto una nueva especie de termita que lleva a cabo este tipo de práctica, el citado suicidio altruista para defender a su nido, se trata de la neocapritermes taracua, las cuales son termitas obreras que ya se encuentran ancianas y las cuales no pueden ya realizar sus labores como obreras, de manera efectiva.

Estas termitas comienzan a acumular saliva en su abdomen y en su piel, proteínas ricas en cobre, de este modo se van poniendo gordas y azules, así que ante el asomo del enemigo estas termitas viejitas, gordas y azules, se acercan haciendo explosión y bañando a sus asaltantes de proteínas ricas en cobre que al mezclarse con la baba de la termita generan un efecto corrosivo, quemando y envenenando todo aquello que se cruce en su camino.

100 TRATAMIENTOS CON CEBOS DURANTE CINCO AÑOS

100 TRATAMIENTOS CON CEBOS DURANTE CINCO AÑOS

Para la realización de los tratamientos con cebo en propiedades privadas y públicas afectadas por plagas de termitas subterráneas (reticulitermes grassei y reticulitermes banyulensis), exponemos los resultados de una representación de 100 obras realizadas mayoritariamente en el sur de España, entre los años 2004 y 2010. El sistema de tratamiento utilizado es el SENTRI TECH, de Dow AgroSciences, disponiendo de una matriz de celulosa impregnada con hexaflumurón al 0,05%.

Los tratamientos han formado parte de contratos vigentes durante un periodo de cinco años, durante los cuales se han realizado tantas revisiones de los dispositivos como han considerado necesarias. En este sentido, la frecuencia de las visitas se han adaptado a la propia actividad y demanda de las termitas en las estaciones activadas, por lo que han diferido sobre la base de los consumos registrados, siendo estas más reducidas (cada 30-45 días) en épocas de mayor actividad como es la primavera y principios de otoño la frecuencia.

Se han instalado tres tipos de dispositivos de monitoreo y de control (véase Figura 1):

1.- Sentri BOX (SB): Estación de pared instalada en el interior de las fincas en contacto directo con las termitas en aquellos elementos que se encontraban afectados por las mismas.
2.- Sentri SOL L (SL): Estación subterránea hexagonal de gran capacidad, en la cual se permite la introducción de estaciones SB sobre un taco de chopo, el cual sirve como fuente inicial de alimento, una vez que ha sido activado (se detecta actividad de termitas) en su interior.

3.- Sentri SOL (SS): Estación subterránea de menor dimensión, que permite mediante unas testigos de madera de chopo, la conexión con las colonias, en aquellos terrenos en los cuales su actividad se lleva a cabo.

(Figura 1) Dispositivos del sistema Sentri Tech

Los tratamientos con cebos, comprenden 3 fases distintas, las cuales implican:

A) Inspección inicial e instalación de los dispositivos de control.

B) Revisiones de los elementos instalados, durante el proceso de intoxicación de la colonia objeto del tratamiento de eliminación.

C) Fase de mantenimiento o monitoreo.

La instalación de los dispositivos subterráneos (SL, SS) se lleva a cabo –por lo general- en el perímetro exterior de la propiedad objeto de protección cada 3/5 metros lineales. La estaciones de pared (SB), se instalan donde se detecta actividad acústica de termitas, y en ocasiones, donde simplemente se aprecian indicios sin constatar dicha actividad.

Durante la fase de eliminación, se han registrado distintos niveles de actividad en función de la apreciación visual de los técnicos que la llevaban a cabo, siendo el nivel 1 (menos de 100 termitas), el nivel 2 (entre 100-1.000 termitas), el nivel 3 (más de 1.000 termitas), el nivel -1 (cuando desaparece la actividad, o simplemente se observan indicios pero no se detectan termitas en el interior de la estación), y nivel 0 (cuando nunca se detecta actividad en la estación objeto de revisión).

Por lo general, se considera que se ha producido una eliminación completa de una colonia de termitas cuando, tras cierto consumo de cebo, se produce una ausencia de total actividad de termitas en los dispositivos instalados y en aquellos elementos atacados por las mismas, por un periodo mínimo de seis meses, -o de nueve-, si los anteriores no coinciden con periodo primaveral. Para los resultados presentados en el presente estudio hemos establecido un mínimo de nueve meses de ausencia, independientemente de si estos coinciden o no con dicha época.

La ausencia de actividad de termitas en las estaciones de control (SB, SL y SS), se ha registrado tras la apertura de los mismos y comprobación visual de su contenido. La ausencia de actividad de termitas en las maderas que estaban inicialmente siendo atacadas, se ha utilizado un detector acústico (audiotermes®, desarrollado por Helpest21).

Para la realización de tratamientos en grandes superficies comprendidas en diversos cascos urbanos españoles, se ha utilizado similar metodología anteriormente descrita.