Anobium punctatum o carcoma común de los muebles, es un insecto coleóptero de la familia Anobiidae que se alimenta de madera estacional. Es una plaga distribuida globalmente gracias al hombre, aunque su origen se ubica en Asia y el norte de Europa. Las larvas son quienes producen los mayores daños económicos al alimentarse de maderas tanto blandas como duras, madera contrachapada, cartón, vigas estructurales y hasta muebles.

Su acción es lenta pero muy prolongada, por lo que de no combatirse pueden causar muchos daños económicos. Anobium punctatum es la principal causa de daños a la madera en Reino Unido desde hace cien años. El uso excesivo de insecticidas y tratamientos caseros para combatir el insecto han llevado a que el organismo se adapte a ellos, volviéndolos inefectivos.

Biología de las Carcoma

Los adultos son de color marrón rojizo y miden hasta 5 mm. Como otros insectos xilófagos tienen una simbiosis natural con organismos microscópicos que viven en su aparato digestivo, encargados de hidrolizar el enlace ßglucosídico de la celulosa, lo que es imposible para el insecto. Sin embargo, a diferencia de otras especies que establecen simbiosis con bacterias o protozoos, A. punctatum se relaciona con levaduras. La presencia de estos organismos en determinados tipos de madera parece ser un factor que influya en su selección dietaria. El anobio prefiere la albura al duramen, probablemente porque la parte externa es más rica en proteínas y ciertos azúcares más accesibles para las ninfas, mientras que en el duramen, compuesto de madera más antigua, estos compuestos se han agotado o han sido reemplazados por sustancias potencialmente tóxicas a lo largo de los años.

Necesita un ambiente apropiado en el cual desarrollarse, que no puede tener menos de 60% de humedad y ni más de 30 ° C de temperatura.

Las carcomas tienen forma alargada de color blanco grisáceo, y presentan una franja oscura sobre la boca. La parte posterior es redondeada, mientras la anterior es ligeramente curva. Tienen un tamaño de 5 a 6 mm y tres pares de patas.

Las larvas van haciendo túneles siguiendo las vetas en todos los sentidos, por lo que el interior de la madera puede asemejarse a un panal. Una vez que han consumido la madera, rellenan las galerías con un residuo de tamaño microscópico que tiene una consistencia arenosa similar a la sal fina de mesa, si está fresco.

Después de un año en etapa ninfal, se coloca debajo de la superficie y se convierte en pupa. Este proceso toma 15 o 20 días. El tamaño de la pupa y del adulto dependen de la abundancia de alimentos y del tamaño de la ninfa en general.

Ciclo de vida de la carcoma pequeña

Los adultos emergen en primavera – verano taladrando orificios de 1 a 2 mm en la madera para poder salir al exterior, sin manchas en los bordes.Vuelan para dispersarse y poder buscar pareja, pero como no son voladores muy hábiles su tasa de dispersión es relativamente lenta. Las hembras de A. punctatum liberan una feromona sexual que atrae machos, 2,3-dihidro-2 ,3,5-trimetil-6-(lmethyl-2-oxobutil)-4H-piran-4 ona (estegobinona). Esta feromona es además la hormona sexual de otro anobio, Stegobium paniceum. Los ensayos científicos demostraron que el macho de A. punctatum es capaz de responder indistintamente ante las feromonas de cualquiera de las dos especies, lo que deja a debate cómo se produce la especificidad de la selección.

Se aparean casi de inmediato a la eclosión. La hembra busca un sitio idóneo donde depositar los huevos, como por ejemplo dentro de las posibles fisuras o grietas de la madera, viejos orificios de emergencias y superficies ásperas. Esta madera también debe ser apropiada para alimentar a las ninfas. El macho entonces comienza a buscar las hembras, guiado por las feromonas que desprenden.

La hembra pone un promedio de 54 – 58 huevos después de un periodo de preovoposición y hasta 15 días después de la emergencia, aunque en promedio se realiza entre 7 y 10 días. La ovoposición ocurre en grupos de a cuatro huevos. El número total de huevos tiene relación con el peso de la hembra, aunque puede ser inferior a esa proporción. Luego del apareamiento y de poner los huevos los adultos viven algunos días más, siendo su vida media de 21 a 30 días. Esto determina que prácticamente no le causen daños a la madera.

Al eclosionar las larvas comienzan a construir galerías hacia el interior de la madera, por lo que la infestación no es visible hasta que emergen como adultos, aproximadamente tres años después. Son gusanos blancuzcos de 6 mm de largo. Posteriormente hay una fase de pupa que dura hasta dos meses, en la cual el insecto se ubica muy cerca de la superficie de la madera para facilitar la emergencia del adulto, al finalizar la metamorfosis.

Se alimentan con mayor frecuencia de árboles maduros de madera blanda, como Picea abies (picea europea) o Araucaria, o también madera dura como la de Acacia melanoxylon (acacia) o Quercus (roble y encina). La humedad de algunas especies de pino como Pinus radiata (pino de California) dificulta su crecimiento por lo que es raro verlas en esta madera, mientras que no atacan a los Eucalyptus.

También puede atacar la madera curada, siempre que se presenten las condiciones de humedad y temperatura  adecuadas, como sucede en las paredes de madera expuestas al exterior, baños, ventanas o en la unión de la pared con el piso. A la inversa de Hylotrupes bajulus (la carcoma grande), A. punctatum se encuentra más a menudo en los pisos que los techos.

Sobre El Autor

Experto en TerMiTaS, David Mora

Artículos Relacionados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: