David Mora – Especialista en termitas. 
Jefe Técnico Nacional en Anticimex España

Series de televisión como el CSI (Crime Scene Investigation), ilustran muy bien lo que se espera de un buen especialista de termitas durante su primer contacto con el escenario en el cual un cliente demanda una intervención.

Durante esta primera visita, la recogida de datos para su análisis será de vital importancia para poder hacer frente a tres importantes retos:

  • Identificar al autor de los hechos o tipo de termita.
  • La identificación de los lugares críticos y alcance de los daños causados en la madera.
  • La definición de la mejor estrategia para el control de termitas.

Primero “quién”, y después “cómo”

No deberíamos dar por sentado que sabemos de antemano la especie de termita que hay detrás de los daños en la madera, esto nos podría llevar a establecer un plan de control inadecuado con resultados no deseados.

Para poder estar en disposición de responder a la pregunta, cómo y de qué forma llevaremos a cabo una buena estrategia de control, primero deberemos poder responder ¿a quién tenemos que combatir? ¿qué especie -o en su defecto, qué género- de termita tiene nuestro cliente? Cuando tengamos clara esta información, entonces, y sólo entonces, estaremos en disposición de poder definir una buena estrategia de control específica que resulte verdaderamente eficaz.

Listado de “sospechosos”

En Latinoamérica los principales géneros de termitas que están asociados a incidencias en elementos de madera estructurales o decorativos son:

  • Termitas Subterráneas:
    • Coptotermes, es la máscomún en América Latina.
    • Heterotermes, muy presenteen casi toda América Latina.
    • Reticulitermes, presente en Uruguay, México, Guatemala y Chile.
    • Rhinotermes presente en Brasil, Bolivia, Perú, Colombia, Venezuela, y República Dominicana.
  • Termitas de Madera Seca:
    • Cryptotermes, es la más común dentro de su género.
    • Glyptotermes, relativamente frecuente.
    • Tauritermes, raramente ocurre.
    • Incisitermes, presente en México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua, Panamá, Venezuela, Ecuador, Perú, Cuba, República Dominica y Puerto Rico.
  • Termitas de Madera húmeda:
    • Porotermes, en el surde Chile y Argentina, región de distribución de la única especie sudamericana.
    • Neotermes muy común en América Latina, pero con incidencias poco frecuentes.
  • Termitas Arbóreas:
    • Nasutitermes, es la más común en América Latina.
    • Microcerotermes, con incidencias ocasionales.
  • Termitas constructoras deMontículos (nidos epígeos):
    • Cortaritermes, en el sur de Brasil y en Argentina.

En otro artículo podríamos adentrarnos en las características que nos pueden ayudar a identificar algunos de estos géneros de termitas. Se ha detener presente que son escasos los estudios sobre la distribución de las especies de termitas asociadas a daños en el entorno humano respecto a los 20 países que comprenden toda Latinoamérica. La creación de un grupo de trabajo para poder recopilar y publicar esta información, se hace necesario. Un paso en esta dirección fue dado con la creación del sitio de internet «Mapa Mundial de Especies deTermitas en el Mundo» (www.termiteworldwide.org).

Recogida de datos para su análisis

Cuando entres en el escenario en el cual las termitas hicieron acto de presencia, tómate tu tiempo. Es muy importante que puedas obtener la máxima información posible a través del testimonio del cliente, de tu propia observación mientras realizas una minuciosa inspección y de tus equipos electrónicos para su detección.

La entrevista. Para la recogida de datos no cabe duda de que la información que nos puede facilitar el propietario o inquilino de la propiedad será de gran valor, destacando un registro del histórico y detalle de incidencias relacionadas con las termitas.

Realiza un plano de situación en el cual vas introduciendo todas las incidencias destacables o datos que consideres son de interés.

Inspección ocular. La información que recibimos a través de nuestra vista es la más importante, especialmente cuando nuestros ojos están bien instruidos en el arte de poder identificar e interpretar las señales que delatan e identifican la presencia de termitas. Cada visita es por lo tanto una oportunidad para seguir aprendiendo y mejorando nuestra capacitación.

Por lo general nuestra vista precisa de la ayuda de luz artificial, en este caso recomiendo una linterna frontal que permita tener las manos libres, y con suficiente potencia como para que nuestra vista no precise realizar continuos esfuerzos para poder apreciar los detalles que buscamos en la madera y en su entorno.

Una herramienta útil será un punzón o destornillador con punta plana, no para abrir o romper la madera, sino para ‘tantearla’ y ver si se aprecia algún espacio vacío tras la pintura o barniz.

Recogida de muestras. Será necesario unas pinzas, pequeños botes de cierre hermético con alcohol, etiquetas y pequeñas bolsas de plástico con auto cierre. Si tienes la oportunidad de poder capturar termitas, recoge alguna muestra indicando la fecha, la dirección, descripción de su ubicación y a ser posible, las coordenadas. Puedes enviarla a algún experto que te ayude a su identificación.

Inspección con equipos electrónicos. Un buen especialista no precisa romper y abrir la madera de nuestro cliente paradeterminar si las termitas están aún activas en su interior o para tratar de determinar qué especie precisamos combatir. Este proceder no sería profesional. Existen en el mercado equipos que permiten obtener esta información de forma no destructiva -si están activas-, entre los que destacan los detectores acústicos (por ej. Audiotermes) y los electromagnéticos que detectan el movimiento de las termitas en el interior de la madera (por ej. Termatrac). El sonido que producen las termitas al romper las fibras de la madera es singular pudiendo asemejarse al crepitar de una hoguera.

Si bien es cierto que estos equipos proporcionan una valiosa información también debemos conocer sus limitaciones y aprender a utilizarlos con sentido común evitando un abuso comercial de los mismos.

Otros datos. Algunas empresas utilizan cámaras termográficas las cuales muestran zonas con elevada humedad y por lo tanto propensas a la presencia de las termitas. Por otro lado, la utilización de un higrómetro (medidor de humedad) del interior de la madera también puedeser un dato útil en el análisis de la información recogida.

Medios gráficos. La realización de fotografías delos daños o indicios, así como de la propiedad en la cual se requiere nuestra intervención, se hace necesario.

Presta especial atención a los detalles

En ocasiones la clave respecto a la identificación del género de la especie de termita se encuentra detrás de minúsculos detalles.

El tamaño de los gránulos – pellets- fecales que suelen delatar la presencia de las conocidas como termitas de madera seca, pueden darnos pistas respecto a quién puede estar detrás. Cuando Cryptotermes brevis comparte territorio con especies de mayor tamaño dentro de Kalotermitidae, el tamaño de estos gránulos puede ayudarnos en la identificación de la probable especie detrás de los daños. Las defecaciones líquidas de las termitas subterráneas, por lo general de color blanco, sólo se pueden apreciar si prestamos atención a la superficie interior de la madera dañada.

Las alas que podemos encontrar en telarañas nos pueden ayudar en la identificación de la especie o género de termita. Estas alas provienen de la fase en las que las termitas se despojan de ellas para crear su propio enjambrazón. También especímenes enteros atrapados en ellas.

Si encuentras canales de progresión o tubos de barro, no te apresures a romperlos en su totalidad buscando termitas en su interior, puesto que esto provoca el aislamiento de un grupo de individuos que podrían crear una colonia secundaria independiente de la original. Rompe tan solo 1 cm aprox. y espera a ver si algún soldado se atreve a pasar y de este modo podremos dar respuesta a nuestro primer reto, a qué género de termita tenemos que hacer frente. Si no pasa nadie, y el lugar lo permite, será útil escribir la fecha junto a la rotura para tener presente en futuras revisiones.

¡Al suelo!

No lo dudes, arrodíllate, agáchate y túmbate para poder apreciar la madera o indicios que delatan la presencia de termitas.

Estamos estudiando e investigando insectos diminutos de entre 3 y 5 mm que proceden, en el caso de las termitas subterráneas, del propio suelo, por lo que no podemos examinar en la distancia, tenemos que acercarnos e incluso ayudarnos con alguna lupa si es necesario, para que no se nos escape detalle alguno.

Seamos profesionales, generemos confianza

El siguiente texto corresponde al testimonio de una persona que compartió sus impresiones tras recibir la visita de dos empresas de control de plagas:

“Primero lo hizo XXX, que envió a un técnico muy amable, cercano, joven, dinámico, informal y desenfadado. Me resultó muy agradable su visita. Hizo una inspección de toda la casa, pinchando con un punzón los marcos de puertas y ventanas, haciendo fotografías, levantando un plano esquemático de la casa y marcando en él los puntos en los que había detectado presencia de termitas. Inspeccionó el jardín, levantó ramas podridas, se manchó las manos y me mostró las termitas. Me explicó cuál iba a ser el plan de tratamiento y me entregó información de la empresa….

Otro día vino un hombre de otra empresa. Aunque lo recuerdo vagamente, tenía unos 50 años y vestía traje. Miró la casa desde el centro de la estancia principal pero ni se agachó, ni pinchó, ni salió al jardín. Hizo alguna fotografía y fue correcto y amable.

Habiendo venido antes el técnico de XXX, la impresión que me dio el segundo técnico fue la de un médico muy correcto pero que te pregunta desde el otro lado de la mesa mientras escribe la receta y casi ni te mira. En cambio, la sensación de la primera visita fue muy distinta, me hizo tumbar en la camilla, me tomó la tensión y me dijo que no me moriría pero que tendría que tomar medicación.

Cuando contacte con profesionales del sector, estaba preocupado sobre la situación de mi vivienda, necesitaba respuestas. No estaba pidiendo presupuestos para cambiar los azulejos del baño o pintar la casa. Creo que en el tema de las termitas es importante dar respuestas rápidas y que generen confianza. Alguien que llame a una empresa por un problema de termitas probablemente estará angustiado y valorará más la atención y la seguridad que lo que le costará el tratamiento.”

Afortunadamente la profesionalidad y especialización en el sector del control de plagas está cambiando a nivel mundial. El servicio de control de termitas requiere de personal involucrado y muy bien formado, no solo en técnicas de inspección, sino también en el diseño de las estrategias de control acompañadas de un mayor grado de eficacia y menor impacto para el medioambiente.

Sirva este artículo como introducción a este apasionante mundo en el cual la recogida de datos para su análisis, forma parte de la minuciosa investigación y dé lugar a un diagnóstico del problema, que ha de acompañar siempre a un buen especialista en termitas.

Artículo publicado en la revista LATAMPLAGAShttp://issuu.com/latamplagas/docs/latamplagas_-__7ta_edici_n?e=32707117/64889458 

Referencias:

Sobre El Autor

Experto en TerMiTaS, David Mora

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: