Entrevista realizada a David Mora en el año 2008 por Patricia Coll Rubio, Directora de proyectos (RBA Taller de revistas)

¿Qué personas trabajan en tu equipo y qué funciones realizan?

Disponemos en nuestro departamento de 5 técnicos especializados en termitas; 2 biólogas, responsables de las inspecciones acústicas y electromagnéticas, del diseño de los tratamientos y su posterior seguimiento, 1 jefe de obras, el cual dirige y coordina las instalaciones, 1 comercial experto en la materia, y un responsable del grupo, el cual supervisa y dirige los tratamientos de gran envergadura, al mismo tiempo que realiza labores de investigación en nuestro laboratorio.

¿Qué es lo que más valoras de tu equipo?

El trabajo en equipo, y el grado de implicación en lo que hacemos de cada uno de los que lo componen, para mí es la clave de nuestro éxito. Aunque las responsabilidades y las parcelas están bien definidas, llegado el momento o la necesidad, ‘todos hacemos de todo’. Este hecho nos enriquece y capacita mejor en las labores que realizamos, pues nos permite conocer de primera mano, la realidad diaria de nuestros compañeros. La mejor consecuencia de esto es el buen ambiente que entre nosotros se produce y que los clientes perciben rápidamente de forma muy positiva.

¿Qué consecuencias puede llegar a tener una plaga de termitas?

Cuando hablo de esto suelo preferir que sean las imágenes que captamos en los sitios en los cuales trabajamos, las que respondan a esta pregunta, pues de lo contrario parece que queremos crear alarma social o dar excesiva importancia a lo que realmente puede provocar una plaga de termitas. Solo se puede llegar a tener una conciencia real de la magnitud de los daños que pueden producir plagas como las que nos ocupa, si llegamos a estar presentes en los sitios en los cuales estas se apoderan de las propiedades objeto de su alimento. Las consecuencias pueden llegar a ser devastadoras.

¿Cómo se detecta una plaga de termitas si no se ve?

Nos apoyamos en detectores acústicos y electromagnéticos (por ondas cortas), los cuales nos permiten oír y ver lo que a simple vista es imposible, pero estas herramientas sin la experiencia y conocimientos necesarios, son poco útiles. De todas formas, las termitas dejan señales de su presencia, pocas en algunas ocasiones, pero las dejan; solo hace falta saber interpretarlas, como es el caso de huecos en maderas, ondulaciones en pinturas o barnices, y especialmente, una serie de estalactitas o tubos de barro muy característicos por esta especie.

¿Cómo acabáis con ella? ¿Utilizáis nuevas tecnologías? (laboratorio etc)

Para acabar con las termitas, utilizamos una tecnología que está basada en el propio comportamiento y biología de las termitas. Como instrumento para introducir el tóxico que permitirá su erradicación, utilizamos a las propias termitas (hacemos que trabajen para nosotros J) de modo que serán ellas las responsables de transmitirlo a la totalidad del termitero, sin importar su localización o magnitud del mismo. Instalamos unas estaciones en las cuales introducimos un cebo impregnado de un inhibidor de la síntesis de la quitina, el cual impedirá o evitará que el crecimiento de los termiteros se siga desarrollando, siendo en el momento de producirse la muda de las termitas, cuando estos actúan de forma letal sobre ellas. La eliminación en el 100% de los casos, llega a ser inevitable.

¿Qué ventajas tiene el sistema que utilizáis respecto a otros?

La principal ventaja es que elimina para siempre la plaga objeto de control, mientras que otros, lejos de eliminar la plaga, lo que hacen es ayudar a su expansión en la zona en la cual estos son aplicados. Otra ventaja es que es inocuo para el ser humano o animales de compañía, y es respetuoso con el medio ambiente

Habéis eliminado plagas de termitas en diversos cascos urbanos de municipios de España. ¿Cuáles han sido vuestros mayores logros?

Erradicar una plaga de millones de insectos que viven bajo el suelo y que su tamaño no alcanza los 5 milímetros, es un desafío, sí o sí. Pero los retos nos hacen sentir vivos, y este desde luego sigue siendo uno de ellos. Hemos erradicado las termitas de cuatro pueblos y actualmente actuamos en dos. Para mi el que mayor satisfacción me ha producido ha sido el tratamiento de ílllora (Granada), pues antes de realizar el tratamiento que culminó con la plaga en tan solo cinco meses, nos permitimos realizar estudios de población y extensión de los termiteros. Este singular trabajo implicó la captura de termitas, para después marcarlas (ponerlas azules o rojas tras introducirles ciertas sustancias), contarlas, soltarlas nuevamente, y recapturar y contar para poder realizar los cálculos que nos permitieron conocer datos apenas conocidos en España hasta el momento.

Uno de los que más repercusión ha tenido ha sido el de Villanueva de Córdoba, considerado como la mayor plaga de termitas registrada en España hasta la fecha. Explícame un poco cómo fue la historia y cómo lograréis erradicarla.

Todo empezó al acudir a una solicitud de inspección a una vivienda situada en dicho pueblo. Tras poder apreciar que lo observé en la propiedad era tan solo la punta de un enorme iceberg, acudí al ayuntamiento para tratar de que tomaran conciencia de lo que estaba ocurriendo en el subsuelo de su ciudad. Se necesitaron más de dos años de trabajo, para que realmente llegaran a tomar tal conciencia, lo cual permitió que acudieran a la administración y solicitar subvenciones que permitieran hacer frente al presupuesto que presentamos de 240.000 euros para la erradicación de la plaga. Los resultados de nuestro estudio hizo que todos los medios de comunicación hicieran acto de presencia en la localidad e hicieran eco de la noticia de que se había detectado la plaga de termitas con mayor extensión conocida en España, con más de 350.000m2 afectados.

Actualmente estamos en al primera fase del tratamiento, la cual está implicando la instalación de unas 7.000 estaciones (unas 4.000 subterráneas), y la intervención directa en más de 300 viviendas. Si todo va según lo previsto y se repite la misma experiencia que otros tratamientos de idéntica naturaleza, dentro de cinco meses, las termitas habrán desaparecido para siempre en las zonas tratadas.

Cuéntame alguna anécdota si puedes o dame algún dato tipo “Sabías que en España hay XXX casas/municipios… afectados por temitas?”

Recuerdo una ocasión en la cual hice la visita a una vivienda afectada por las termitas encontrando daños en un marco de una puerta. La mujer de vivienda, atacada, no dormía por las noches, su marido algo desesperado, pero en realidad muy escéptico e incrédulo. Pues bien, fue el sonido de las termitas comiendo la madera -al utilizar mi detector acústico- lo que hizo que el esposo cambiara drásticamente de actitud –y de cara-, y finalmente acordara con su esposa la realización del tratamiento, el cual implicaba una inversión, no pequeña de dinero.

Como anécdota también te puedo comentar la ocasión en la cual el programa ‘Aquí no hay quien viva’ acudieron a nosotros para que le facilitásemos un detector acústico para la serie y le ayudásemos para el contenido del último capítulo. Parece ser tuvieron que terminar rápidamente con la serie, y fue cuando el productor nos vio en las noticias de la primera, cuando se le ocurrió esta idea; una plaga de termitas invadió tan conocido edificio y obligó a sus inquilinos de h.

La realidad de termitas en España está todavía por ver. Hemos iniciado la realización de un Mapa Español de Termitas, el cual estoy seguro va a sorprender a la administración, y el cual permitirá tener mayor conciencia de lo que se nos viene encima, la presencia de plagas de termitas apoderándose de nuestro patrimonio público y privado, y en consecuencia, produciendo una daño económico y cultura irreparable, incalculable.

A %d blogueros les gusta esto: