La idea es bien simple: si voy a morir, tú te vienes conmigo. En esta ocasión no hablamos de un método terrorista mediante el cual las termitas se inmolan para llevarse por delante a unos cuantos enemigos, más bien, se trata de ‘explotar’ cuando se ven atacadas por alguno de sus enemigos de forma que se produce un efecto mortal, hacia ella misma y hacia el enemigo que trata de agredirla.

Esto es una realidad, y es llevado a cabo por la termita Globitermes sulphureus, la cual habita en el sudeste asiático. Este mecanismo de ‘defensa’ tiene un nombre, es conocido como autothysis, y viene a decir que ‘me estallo’ cuando veo que la batalla está perdida.  Esta estrategia militar de inmolarse o suicidarse,  es utilizado también por una especie de hormiga, la Camponotus saundersi, la cual vive en las selvas de Malasia, y lo utiliza cuando su enemigo está lo suficientemente cerca: contrae sus músculos y hace reventar un par de órganos llenos de veneno, de forma que se desencadena la explosión venesosa.

En el caso de las termitas, estas ‘bombas caminantes’ disponen en su cuerpo sacos llenos de un compuesto químico tóxico, que desde el estómago estalla empapando a sus enemigos, inmovilizándolos y quemándolos al instante.

Para que se pueda llevar a cabo este mecanismo defensivo están implicadas tres glándulas: las glándulas del labrum, frontal, y labial. Por lo general, en otras especies de termitas, los soldados tras morder al enemigo, aplican una sustancia en contacto con la herida provocada a través de la fontanela y la glándula labial, sin embargo, las globitermes carecen de un poro frontal mediante el cual expulsar la sustancia defensiva y tóxica, por lo cual se produce una rotura de la pared del cuerpo. Un comportamiento algo similar se ha podido observar en Serritermes serrifer.

Otras especies de termitas, en este caso de África, los soldados que forman parte de la guardia real inyectan un liquido al mismo tiempo que introducen sus mandíbulas en sus enemigos el cual producirá un efecto letal impidiéndoles la coagulación.

¿Te pareció interesante este artículo? De ser así, compártelo con otros vía facebook o twiter.

Referencias:

 

A %d blogueros les gusta esto: