Hylotrupes bajulus es un coleóptero cuyas larvas son popularmente conocidas como carcoma, aunque también reciben otros nombres como bicho taladro o polilla de la madera. Junto con las termitas son los insectos que más daño producen a la madera, en especial en construcciones fabricadas por el hombre. Se las puede encontrar por todo el mundo exceptuando los sitios de temperatura menor a 10°C.

Hylotrupes bajulus tiene una marcada predilección por algunas especies de pino, que parece estar basada en las feromonas de la especie. Estas mismas señales químicas son fundamentales a la hora del apareamiento y la ovoposición.

Feromonas similares aparecen además en otras especies de la misma familia de coleópteros, Cerambycidae, demostrando que son evolutivamente conservadas.

Feromonas

Las feromonas son hormonas que los insectos utilizan para enviar señales a distancia y conseguir comportamientos específicos del receptor. En insectos sociales como las termitas o las hormigas las feromonas permiten su organización. Existen feromonas sexuales, de  transmisión estomodeal o proctodeal (por la boca o el ano, respectivamente), las que diferencian a los individuos en castas según las necesidades de la colonia, etc. Es significativo que varias especies de la misma familia de H. bajulus, Cerambycidae, tengan como componente mayoritario de sus feromonas la (3R)-3-hidroxi-2-hexanona, incluso entre subfamilias filogenéticamente distantes, lo que indica que las feromonas basadas en la hidroxicetona está muy conservada.

Las feromonas son secretadas en una matriz compuesta de numerosas glándulas exocrinas complejas que revisten casi todo el protórax internamente. Cada glándula está dividida en varias subunidades, que a su vez están subdivididas. La unidad glandular distal está formada por una célula glandular voluminosa, un canal celular I intercalado y un canal diminuto II de células cerca de la cutícula.

El canal receptor de la célula glandular lleva a un canal de conducción que se abre en una de las subunidades,  en agregados de orificios de otros canales, en casi todo el protórax.  Las feromonas producidas específicamente por los machos son (3R)-3-hidroxi-2-hexanona, 2-hidroxi-3-hexanona, 1-butanol,  2,3-hexanediona y los dioles (2R, 3R)-2,3-hexanediol y (2S, 3R)-2,3-hexanediol. Las hembras jóvenes sin pareja son atraídas por la mayoría de los compuestos, especialmente los dioles y la (3R)-3-hidroxi-2-hexanona. Los resultados de los bioensayos demuestran que el comportamiento prenupcial de dos etapas se inicia por la emisión de la feromona sexual de largo alcance de las gónadas masculinas pro torácicas, que funciona como un activador, atrayente, y posiblemente afrodisíaco para las hembras apareadas, de la siguiente forma:

El comportamiento prenupcial comienza cuando las glándulas pro torácicas del macho emiten estas feromonas sexuales, de modo de atraer a las hembras vírgenes. En el vuelo nupcial las feromonas tienen un papel preponderante. En la primera etapa, la hembra vuela hasta las feromonas liberadas por el macho a una distancia de más de un metro. En la segunda, el macho camina hacia la hembra ya en el suelo, en un proceso mediado por una feromona liberada por la hembra que induce al macho a aparearse, aunque este no es el único estímulo. Existen otros como el visual o el contacto previo con la hembra, que forman parte del cortejo y preceden a la copulación. Lamentablemente, la feromona femenina es un tema abierto de investigación.

Relación con la madera

  1. bajulus tiene especial predilección por la madera de los pinos, especialmente Pinus sylvestris. Los estudios científicos muestran que algunos extractos derivados de los pinos (pinenos) o ciertos monoterpenos atraían a las hembras de la especie, (fundamentalmente las que están por poner huevos) mientras que otros derivados atraían a los machos, indicando que podrían actuar en forma similar a las feromonas de las carcomas (como algunos derivados de la hidroxihexanona o el hexanediol) y de allí su favoritismo por los pinos.

En experimientos con larvas se vio que se desarrollaron bien en bloques de Pinus radiata, P. pinaster y P. sylvestris, se alimentaron de P. palustris, P. pinea, Picea sitchensis y Pseudotsuga taxifolia y no lo hicieron de especies como P. strobus, Cupressus sp., Podocarpus sp., roble o álamo. Aunque literalmente pueden dañar todo tipo de estructuras de madera, e incluso cables eléctricos, en los edificios atacan más las vigas de los techos, siendo los favoritos aquellos cortados recientemente, mientras que las más viejas (20 años o más) casi no son atacadas. Esto puede deberse a la pérdida de pinenos y a variaciones en los contenidos de lignina y resina, que  se concentran con los años y pueden perjudicar a las larvas, mientras decrecen sus nutrientes.

Según la temperatura ambiente los mayores daños pueden ubicarse en vigas bajo techo de tejas (en Sudáfrica) o de metal en Europa, donde la temperatura del metal al calentarse con el Sol no es tan elevada como para impedir que eclosionen los huevos, a la inversa de lo que ocurre en Sudáfrica.

Las pruebas de tratar madera con algunos insecticidas señalaron que ninguno es capaz de evitar que las hembras ingresen en la madera, pero algunos las matan tan rápido que no pueden poner sus huevos (por ejemplo el DDT). Sin embargo, esta es una sustancia que lleva prohibida muchos años en casi todo el mundo dada su probada toxicidad para los humanos. Algunos productos como creosota y pentaclorofenol son capaces de matar a las larvas en una semana. El pentaclorofenol al 5% en kerosene está recomendado para maderas no tratadas, sin conservantes y en especial si no se mezclan con sustancias oleosas como el aceite de castor, pues pueden disminuir su inactividad.

Por otra parte los muebles, vigas y demás elementos de madera tienen menos posibilidades de ser infestados si tienen algún tipo de tratamiento como barniz, selladores u otros productos químicos.

Sobre El Autor

Experto en TerMiTaS, David Mora

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: