La inmensa mayoría de los que entran en esta web lo hacen -por lo general- en una búsqueda desesperada de una solución a su problema: deshacerse de sus inquilinos las termitas.

En realidad se trata de una batalla, las termitas por hacerse con su nueva adquisición -su propiedad con elementos celulósicos como es la madera-, y usted por echarlas de ser posible por siempre jamás.

Mi recomendación es la siguiente: antes de nada, conozca primero a su enemigo, las termitas. ¿qué les permitió alcanzar su propiedad? ¿qué necesitan para vivir? ¿qué condiciones favorecen su presencia? ¿qué hacer y qué no hacer para luchar eficazmente frente a este tenaz enemigo? ¿qué herramientas ‘armas’ tiene a su alcance?

Próximamente trataré de dar respuesta a estas y otras preguntas relacionadas con la lucha eficaz frente al ataque de un invisible y silencioso enemigo…

¿Qué son las termitas?

Las termitas subterráneas son insectos sociales -no viven solos o aislados, viven en grandes comunidades- que residen en el suelo, y NO en la madera tal y como suele pensar la mayoría de la gente. En el mundo hay unas 2.840 especies identificadas, de entre las cuales hay especies que hacen sus nidos en el interior de la madera, por lo que al tratar esta misma o al eliminarla, eliminan al mismo tiempo el problema. Este no es el caso del 96% de los que padecen esta plaga en España, dado que en este caso se hace frente las termitas subterráneas conocidas en el mundo científico con el nombre de Reticulitermes grassei/banyulensis. En otras palabras, su enemigo reside BAJO su vivienda, por lo que ya puede eliminar por completo su vivienda y construir de nuevo en el mismo lugar, que las termitas seguirán estando allí, de modo que derribar la vivienda no es buena solución.

¿qué son las termitas?

¿qué son las termitas?

En realidad están llenas de paradojas, pues son insectos sumamente sensibles y pequeños (3-5 mm), los cuales forman parte de la peor plaga destructiva de patrimonio público y privado. Ciertamente el daño y perjucio económico que llevan a cabo es tremendo, por lo que la mayoría de los que sufren su presencia se sienten por lo general impotentes frente al ataque de estos diminutos y frágiles insectos.

termitas obreras

termitas obreras

 

 

A %d blogueros les gusta esto: